Probablemente en este preciso momento que estás leyendo el artículo, puede que estés deprimido/a.  Pero sabes qué? Solo tú puedes darle o no cabida a ese sentimiento. ¿Qué significa esto? pues, te sientes solo/a, sin ganas de nada, no puedes dormir en ocasiones, no quieres salir a ningún lado, lloras sin razón aparente y más.

Algo que debemos saber es, que la depresión es un trastorno mental frecuente. Se calcula que afecta a más de 300 millones de personas en el mundo y  afecta más a la mujer que al hombre.

SIN SALIDA? Photo by Eric Ward on Unsplash

DEFINICIÓN SEGÚN LA OMS

La depresión es un trastorno mental frecuente, que se caracteriza por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa o falta de autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración.

La depresión puede llegar a hacerse crónica o recurrente y dificultar sensiblemente el desempeño en el trabajo o la escuela y la capacidad para afrontar la vida diaria. En su forma más grave, puede conducir al suicidio. Si es leve, se puede tratar sin necesidad de medicamentos, pero cuando tiene carácter moderado o grave se pueden necesitar medicamentos y psicoterapia profesional.

Cada día es alarmante ver en redes sociales y medios de comunicación a jóvenes quitándose la vida por diversos motivos, en ocasiones, sin lógica pero que si lo pensamos bien, pudieron haberse resuelto con algo tan simple como: HABLAR.  SI ! Parece tonto y se ve hasta fácil, pero para muchos no lo es, para muchos es difícil mostrar o expresar lo que sienten y aunque se vean hundidos en un mar de problemas no dicen nada, se dejan llevar cada vez mas y mas a un abismo oscuro y sin fin.

¿CÓMO SABER SI TENGO DEPRESIÓN?

A veces podemos creer que no padecemos depresión, pero a mi concepto, todos en algún momento de nuestra vida la experimentamos de una u otra forma, con matices que pueden confundirse con una simple tristeza y nadamás.  Pero esa “simple tristeza” puede convertirse en algo más si no le prestamos atencion y no buscamos ayuda médica.

Veamos cuáles son esos síntomas que pueden indicar depresión:

  1. Pérdida de energía.
  2. Cambios en el apetito.
  3. Necesidad de dormir más o menos de lo normal.
  4. Ansiedad.
  5. Disminución de la concentración.
  6. Indecisión.
  7. Inquietud.
  8. Sentirse inútil.
  9. Culpabilidad o desesperanza.
  10. Pensamientos de autolesión o suicidio.
NO IMPORTA LA EDAD. Photo by Jeremy Wong on Unsplash

LA DEPRESIÓN NO TIENE EDAD

La depresión entre las personas de edad avanzada se  asocia a problemas de salud, dolores crónicos, hipertensión,  a la pérdida de su pareja, y muy ligado a una disminución en sus actividades.

Imagínate lo difícil para una persona productiva, que trabajó desde muy joven, tener que dejar de hacerlo ahora de adulto por una afección, y depender de otros para que le asistan en sus que haceres diarios, no ha de ser fácil de tolerar.

Por eso debemos ser empáticos (ponernos en los zapatos de alguien) y pensar un poco mas en ese adulto mayor, en sus sentimientos, muchas veces pasamos por alto esto y no reciben el tratamiento adecuado y algunos hasta son víctimas de abusos.

Durante la infancia y adolescencia, podemos observar a un chico retraído, irritable, que llora mucho, no se concentra en la escuela, pierde el apetito, no quiere jugar como antes entre otros.

Recordemos que, el crecimiento conlleva numerosos desafíos y oportunidades: entrar a una nueva escuela, hacer amigos, estudiar para exámenes, todo esto es fácil para algunos, se adaptan más rápido, pero a otros les causa estrés y depresión.

DEPRESIÓN EN NIÑOS. Photo by Chinh Le Duc on Unsplash

¿QUÉ PUEDO HACER?

La buena noticia es que, la depresión tiene tratamiento, lo único que hay que hacer es detectar a tiempo este problema y aceptar que necesitamos ayuda médica.  De nada sirve repetir que tenemos depresión si no hacemos nada. 

Sigue leyendo y verás algunas recomendaciones para alejar a la depresión, sin importar la edad que tengas.

  • Hable de sus sentimientos con alguien de confianza.
  • Platique con su médico de cabecera.
  • No se aisle, mantenga el contacto con familiares y amigos.

  • Haga ejercicio, aunque sea una simple caminata. Verá como su mente se aclara.

  • Asista a actividades sociales (al cine, a misa, carreras, charlas, bingos)

  • Escuche música que sea de su agrado. La música tiene efectos positivos en la mente y cuerpo.

  • Trate de dormir por lo menos 8 horas y alimentarse adecuadamente.

  • Evite las drogas, alcohol y cigarrillo, estos pueden empeorar la depresión.

  • Evite pensamientos suicidas, y si los tiene POR FAVOR PIDA AYUDA!!!

¿Cómo PUEDO AYUDAR a una persona con depresión?

Cuando una persona tiene esta enfermedad, no es fácil llegarle, aunque sea de nuestro círculo familiar. Por eso, estas recomendaciones pueden servirte al momento de querer darle una mano a tu familiar o amigo. 

  • Puedes empezar por decirle que quieres ayudarlo/a, sin hacer juicios ni criticar.
  • Busca en internet (sitios responsables) más información sobre el tema.
  • Si la persona toma medicación, anímela a que continue el tratamiento, a veces pasan semanas hasta que se sienten mejor.
  • Ayudela a seguir pautas de alimentación y sueño. En ocasiones no desean comer o duermen demasiado.
  • Alentar a la persona a hacer ejercicios, de ser necesario acompañelo a caminar.
  • Animar a tener pensamientos positivos y alejar los negativos.

¿QUÉ TAL UN VIDEITO PARA ENTENDER MEJOR?

Si haz tenido o tienes depresión EN ESTE MOMENTO, no estas SOLO, busca ayuda, conversa con alguien de confianza, no te guardes lo que sientes, compártelo. HABLAR, SALVA VIDAS!

Categorías: Salud

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *